Curso ICNS sobre nutrición clínica y deportiva vegetariana

Buenos días! esto ya es vergonzoso… ayer hablabamos mi compañera de piso y yo sobre nuestros blogs. Ella se lo toma en serio y yo lo tengo abandonado desde febrero, no obstante he tenido más visitas de las que me esperaba en estos meses que ha estado inactivo. Tras hablar con Miriam Gimeno, mi profesora del curso que estoy realizando por el ICNS sobre nutrición clínica y deportiva vegetariana, he decidido retomar el blog, y aprovechar para escribir posts sobre el curso que estoy realizando.

Hace unos meses, me despidieron de la empresa en la que había estado trabajando casí 3 años. Decidí que a partir de ahora trabajaría en algo que me gustase y que me permitiese hacer otras actividades que me gustasen al terminar mi jornada laboral; correr, salir con mis amigos e informarme sobre como llevar a cabo una alimentación vegetariana mejor. Es por ello que decidí realizar este curso y más adelante otro sobre nutrición deportiva por la UNED.

La primera clase que realizamos trataba el tema de la suplementación vegana y alimentación en embarazadas y lactantes. No obstante, el curso se dió de manera que no sólo iba enfocado a las embarazas y lactantes, la profesora Virginia Gómez, habló de todos los nutrientes, incluyendo las dosis recomendadas tanto para personas ‘normales’ como para lactantes y embarazadas.

El principal nutriente del que hablamos fue la B12, ya que se trata del único nutriente que un vegetariano o vegano no puede obtener en nuestra dieta debido a que es de ‘origen’ animal. En realidad la B12 es de origen bacteriano que obtienen los animales al comer hierba. No obstante, si que es verdad que nuestro cuerpo (y el del resto de animales) genera una cantidad, pero insuficiente para obtener niveles normales. Las reservas en nuestro cuerpo (si no consumimos B12) puede durar hasta 4 años.

La vitamina B12 sirve para multitud de reacciones metabólicas, síntesis de aminoácidos, maduración de la sangre (glóbulos rojos), producción de neurotransmisores y tener un correcto funcionamiento del sistema nervioso (que puede verse afectado por inhibidores de la B12 como el Omeoprazol) y estabilización del ADN, ARN y proteinas.

Existen cuatro tipos de B12;

  • Adenosicobalamina (de origen animal, se encuentra en el hígado)
  • Methylcobalamina (de origen animal, se encuentra en la sangre)
  • Cianocobalamina (suplemento más común y más económica)
  • Hydroxocobalamina

El problema de ingerir análogos de B12 ( cobalamina o cordicoides, que se encuentra en algas, tempeh o en la levadura de cerveza) es que esto puede afectar negativamente la absorción de vitamina B12 y de ‘engañar’ las pruebas médicas que hagamos, indicando que los niveles son correctos cuando realmente no lo son. Tanto la B12 activa como los análogos ‘entran’ y compiten por el mismo sitio, por lo que los análogos podrían entorpecer la absorción de B12 activa. Los vegetarianos si que podríamos adquirir suficiente B12 de huevos u otros alimentos, no obstante no es fácil controlar su correcta ingesta, por lo que es aconsejable suplementarse, por eso he decidido empezar a tomarla. Un exceso de B12 no es mala ya que en este caso se eliminaría.

La ingesta de B12 recomendada es de 2,4micro g/kg por día (14-64 años), aunque de cara a suplementarse, lo que está recomendado es tomar 1000 micro g/kg dos veces por semana o dosis de 2000 micro g/kg por semana. Se encuentra líquida o en pastillas de 500, 1000 o 2000 micro g. Una deficiencia puede dar lugar a un aumento de homocisteina, anemia megaloblástica, problemas neurodegenerativos o glositis (inflamación de la lengua). En caso de tener un déficit, hay que hacer una recarga durante 2 semanas de 2000 micro g / día.

img_2514-2
Nunca me gustó la idea de suplementarme, pero después del curso, me he dado cuenta de que es algo realmente importante y que es mejor prevenir que curar.

Para vegetarianos y veganos u otros interesados, para saber si tenemos niveles correctos de B12, deberemos pedir al médico que nos incluya los niveles de b12, ácido metilmalónico CoA o de la homocisteina o de transcobalamina  2.

Aprovecho para incluir una foto de mi desayuno de hoy, tortitas protéicas de avena con claras de huevo y proteina de vainilla (de soja), acompañadas con kiwi y peanut butter sabor red velvet:

img_2513

Un saludo y buen dia!
 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s